Dale vìa

lunedì 5 maggio 2008

El hombre
silencio breve y anclado
sobre su propia ola, rabiosa
que cubre los pecados.

Como un jinete experto
como un caballo asustado
supo de los placeres, con la suerte
de un rìo desbordado.

Entre la gente, entre cielo y luna
danzas de vientre en un paìs lejano
ni una mujer cabìa para dudas
dejò la espuma sòlo para una.

Dos espadas enla noche roja
no quiso ver su brillo incandescente
per le vi vestido de batalla
no quiso hablarme su rostro, amante de placeres.

Dale vìa
déjala salir
fantasia
dentro de mi que grita
la bolsa o la vida.
Dale vìa
dale libertad
que no siga nada igual
donde huye y va
donde no fue màs
dale via a ese hombre que va...

El hombre
presa de un propio destino
boca mordiendo el aire, un sable
que va abriendo caminos.
Con huella de sudores
y casi un gesto cansino
la desnudez prohibida, que latìa
quermado los cuchillos.

Quiso tener un bosque en el desierto
una sensata dois de locura
no fue la arena que ahogò du intiento
de serenarse todo ese momento.
(Fue) un corpo gris
que lo mirò asustado
un dedo triste que apuntaba lejos
quiso mirar a todas, una a una,
còmo podrìa sareb si era todo cierto.

Dale via dàsela a tener
luz de dìa
nunca hay soledad cuando sòlo se vive.
Dale vìa
dale libertad
que no siga nada igual
donde huye y va
donde no fue jamàs
dale via a ese hombre que tuvo amores
que ama menos
que sabe del dolor que da
veneno y agua
siempre va
que solo...

1 Commenti: